lunes, 13 de mayo de 2013

DERECHO AL COLECHO


¿Qué es el Colecho?

El colecho o colechar es simplemente dormir junto a tus hijos. 
Si es tan simple ¿Porqué hablar de Colecho? Creo que es un tema controvertido. Hay papás, mamás, educadores, pediatras y psicólogos a favor y en contra.





Duermo con mi hija porque para nosotras es un placer, conozco familias que afirman que no descansan bien si duermen con los niños y lo respeto. Hace un par de años el profe de mi hija la ridiculizó en clase por decir que ella duerme con sus papás y se permitió decirle que se fuera a su cama ella solita, porque sus papás necesitaban intimidad…

A todas y a todos nos encanta dormir con nuestra pareja. ¿Por qué no con nuestros hijos?
¿Qué necesidad hay de dejar a los niños llorando, entrando en su habitación cada pocos minutos como aconseja el método Estivill, para que aprendan a dormir solos? ¿Es qué los niños no saben dormir y hay que enseñarles? ¿Cuantos mamíferos se separan a la hora de dormir?

Dormir juntos, es algo cultural. En países como Noruega, Suecia o Japón, casi un 90% de las familias duermen con sus bebés de forma habitual, en nuestra cultura el colecho se cuestiona y algunos lo encuentran incluso peligroso.


Sabemos que los bebés y los niños necesitan seguridad y dormir en compañía de sus padres se la da, lo que les hace dormir mejor, a ellos y a nosotros, que evitamos levantarnos cada vez que el niño nos llama.
Está comprobado que dormir juntos refuerza el vínculo afectivo y durante la lactancia, el contacto y el olor de la madre hace que el bebé mame tres veces más.

          

  
Si te decides a dormir con tus hijos que la cama no sea muy blanda. Si vais a dormir con otro niño, es importante que el adulto duerma en medio. No lo abrigues demasiado y asegúrate que su cabeza no quede cubierta por almohadas o mantas. No colechar si se ha bebido o consumido drogas.

En el mercado hay gran variedad de cunas para colecho.

Eso si, la decisión de dormir juntos debe ser agradable para toda la familia, si alguno no está de acuerdo o se hace a regañadientes, culpando o ridiculizando al niño por que no quiere dormir solo, el colecho deja de ser beneficioso.
Es necesario que se trate el colecho con respeto, se normalice y sea una opción personal y familiar.


Os recomendamos algunos libros que hablan sobre el colecho.
  • Dormir sin lágrimas. Dejarle llorar no es la solución. / Rosa Jové. Editorial “La Esfera de los Libros”.
  • El sueño del bebé sin lágrimas (reedición del libro Felices Sueños). Elizabeth Pantley. Editorial Medici.
  • Dormir con tu bebé: Una guía para padres sobre el colecho. James McKenna. Editado por “Crianza Natural”.
  • Bésame mucho. Cómo criar a tus hijos con amor. Carlos González. Editorial “Temas de hoy”

7 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo. Nosotros dormimos con mi hija, de 15 meses, porque así todos descansamos más. Me parece bien que haya gente que no lo haga así sobre todo si no descansa. Cada familia tiene una solución, la que se adapta mejor a sus necesidades, así que no hay necesidad de atacar ni ridiculizar. Son elecciones personales/familiares.

    Aún así, creo que nos queda mucho por aprender respecto al colecho, como sociedad. y sobre todo abrir la mente, que la humanidad lleva practicando el colecho miles de años, hasta que se nos metió entre ceja y ceja eso de que "a los 3 meses ya tiene que dormir solito". ¡Qué manía de imponerles a los niños costumbres de adultos! Cada uno lleva su ritmo, y todo llega, tarde o temprano.

    Gracias por las referencias bibliográficas. Alguna no la conocía :D

    ResponderEliminar
  2. Gracias ti Almudena por tus comentarios.
    A veces pienso que es cierto lo que dicen de "se mal acostumbran y nunca salen de tu cama" Mi hija tiene casi 8 años y todavía duerme conmigo.
    ¿ O quizás sea yo la que me he "mal acostumbrado"? :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué descubrimiento de blog! Te seguiremos.

    ResponderEliminar
  4. Que bien¡¡ no sabes la ilusión que nos hace recibir vuestros comentarios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado este post. Mi hija (4 años) también duerme con nosotros y no te puedes imaginar la de tonterías y sandeces que me han llegado a decir por ello (bueno, si que te lo imaginarás...). Carla duerme con nosotros porque NOSOTROS queremos, y ojalá dure tanto como tu hija y a los 8 años sigamos durmiendo juntos. Eso si...el día que quiera dormir en su habitación no se lo negaré, porque será su decisión, pero seguro que lloraré como una magdalena!!

    ResponderEliminar
  6. Qué post más chulo! Mi hijo tiene 5 años y medio y duerme en su cama adaptada a la nuestra. Creo que la que se ha malacostumbrado y a la que no sacarán de su lado soy yo jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Con V de Vero, yo también me malacostubre a dormir con mi cachorro y ahora que ha decidido independizarse a su cama la hecho mucho de menos. Disfruta todo lo que puedas.
      Muchas gracias por la visita. Un abrazo

      Eliminar