martes, 15 de abril de 2014

NO hace falta frustrar a los niños.



Si no enseñamos a los  niños y las niñas  a tolerar la frustración se convertirán un unos tiranos.
Esta creencia basada en la teoría de la frustración de Freud propone que para que el niño/a se adapte a la sociedad  debemos someterle a pequeñas                    frustraciones , con el objetivo  de ampliar su tolerancia a la frustración. 
Esta teoría demuestra una gran desconfianza en el ser humano, presuponiendo que sin la intervención adulta , marcando límites y diciendo “noes”,   la criatura humana es incapaz de adaptarse a la sociedad , serán manipuladores, egoístas y tiranos. 
 
De aquí supongo que nace el miedo  a malcriar si mimamos a nuestros hijos/as , da la sensación de que mimar y complacer son” palabrotas” 
(palabras mal sonantes) en nuestra sociedad.   

Cuando la mayor parte de las veces,  la conducta tirana y  manipuladora surge desde una carencia en su seguridad afectiva y emocional Y no de una falta de límites.

 


No hace falta frustrar a los niños

Desarrollar la tolerancia a la frustración ya forma parte de las experiencias que el propio niñ@ escoge a través del juego.  

Lo que podemos hacer para ayudar a nuestros pequeños a tolerar la frustración es ofrecerles la seguridad afectiva necesaria para arriesgarse a intentar  sin miedo al fracaso .  

Valorando sus deseos ,no como meros caprichos sin sentido, si no tratando de complacerlos con los medios a nuestro alcance , dándole a la criatura la libertad de para experimentar por encima de normas sociales y culturales, ofreciéndoles amor incondicional.

 
Cuando una criatura es tratada desde el profundo respeto a sus deseos, cuando es mimada,  se siente valorada y segura ,  esto se traduce en una gran flexibilidad emocional que  ayuda a que la tensión provocada por la frustración  sea tolerada sin que esta se convierta en ansiedad o miedo.

Cuando la criatura es tratada desde la libertad, el respeto y la complacencia , aceptan un NO sin que ello les suponga una frustración y una rabieta  saben que ese No, esta previamente justificado  , saben que antes del No  hemos tratado sinceramente de ver las posibilidades reales de que ese , no , se convierta en si.

Creo que son los niños criados desde el conductismo o el autoritarismo, los que sobrecargados de límites, tareas y responsabilidades se siente poco valorados, poco comprendidos y amados son los que reaccionan más violentamente a la frustración debido al sentimiento de carencia.

20 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Consciencia Madre, me alegra encontrar alguna persona que comparta mi opinión, me ayuda a sentir que no estoy tan" loca", o que somos más" locas" las que optamos por criar desde la empatia y la complacencia..

      Eliminar
  2. Muy interesante, estos muy de acuerdo en casi todo, pero en los ultimos dos párrafos me gustaría saber a niños a partir de que edad te refieres.

    Mi hijo tiene 2 años y 4 meses y creo que su punto débil y es su poca tolerancia a la frustración, el no acepta un No, yo lo intento mirar en positivo y digo que es un niño "impetuoso" y que llegará muy lejos en la vida porque no se rinde así como así. Claro que ahora mismo sus reacciones ante la frustración no son las "mejores" pero espero que eso mejore con el tiempo.

    Mi hijo es un niño criado con respeto, colecho, lactancia materna, muchos brazos, no va a guardería, y tanto su padre como yo estamos implicados en su crianza al 100%

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jandypaz, me refiero a niños de cualquier edad. Es normal y sano que las criaturas digan no cuando interferimos en su placer y que sean capaces de expresarlo. ¿Cuantos noes les dicemos a lo largo del día? yo estoy tratando de cambiar la forma de comunicarme con mi cachorra en lugar de decirle lo que no quiero que haga le pido lo que quiero si quiero que haga, por ejemplo, No jueges a la pelota en el salon- Jugamos fuera. De todas formas un niño/a criado con respeto aprende a respetar desde el ejemplo que nosotros como adultos les damos. Ya nos contarás... Mil gracias por la visita y por compartir tu experiencia. Un saludo

      Eliminar
  3. Gracias por ayudarnos a ser mejores madres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, Que piropazo¡¡
      Este es un espacio que a mi me ayuda a crecer también como madre, es un placer aprender de las experiencias de todas y todos los que aportais vuestras reflexiones y vivencias.
      Gracias a ti por la visita y por el apoyo.

      Eliminar
  4. Me encanto..
    Muchas gracias!!
    y a la mierda la teoria de freud..

    ResponderEliminar
  5. Bueno en nuestro caso lo que has puesto en negrita no se cumple, supongo que será cuestión de paciencia y tarde o temprano llegará.

    Felicidades por el blog y gracias por el artículo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso Jandypaz cuestión de paciencia...
      Gracias a ti por compartir con nosotras tu experiencia.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Yo lo estoy pasando un poco mal en ese aspecto, creo que no me equivoco si digo que mi bebé (a punto de cumplir los 18 meses) tiene una total seguridad afectiva, pero aún así, cuando no le dejo hacer algo (cosas que de verdad no puede o no debe hacer, cómo coger objetos cortantes, beber de una taza de café, pegar a otro niño, tirar mi comida al suelo....) se enfada, llora, chilla, patalea en el suelo, me muerde...Siempre me ha parecido absurdo negarle algo a un niño "porqué lo digo yo" o "porqué de vez en cuando hay que decir que no" pero claro, no le puedo dejar que se haga daño, que se lo haga a los demás o que estropee cosas que para mi son importantes (mi comida, las tarjetas del banco que guardo en mi cartera y el rebusca y saca). No sé exactamente que estoy haciendo mal con él en ese aspecto :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola K, seguro que no estas haciendo nada mal, aunque esa es una sensación que creo que tenemos todas las madres en algún momento, muchas veces me he hecho la misma pregunta ¿Que estoy haciendo mal?
      Te cuento un poco el proceso por el que está pasando tu bebé en este momento esperando que te ayude a comprender y empatizar con tu cachorro. Sobre los 18 meses se dan en el bebé los primeros registros de autonomía -yo soy, yo puedo- son absorbidos por el sistema emocional y corporal del bebé. Su proceso de individuación va a más, mostrando un fuerte impulso de autonomía y autoafirmación. Es una etapa reactiva y de individuación, que muchas veces activa también a los padres y las madres, el pequeño comienza la famosa "etapa del no" que provoca que muchas familias sientan que el niño quiere salirse siempre con la suya, lo que nos lleva a poner al bebé límites demasiado estrictos, interfieriendo en el desarrollo biopsicológico del niño si no se respeta la autonomía de esta etapa, que es natural y sana y que requiere de paciencia y comprensión. Espero haberte podido ayudar a entender mejor a tu bebé, Animo K, seguro que lo estás haciendo genial. Un abrazo y muchas gracias por compartir tu experiencia.

      Eliminar
  7. Cmpletamemte de acuerdo. Yo creo q ya tenemos q decirle a los niños que no (ahora no podemos jugar q hay q ir al cole, no puedes coger este cuchillo, ahora tenemos q dejar el cuento pq hay q bañarse...) como para encima "provocar" más límites... gracias por tus artículos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la visita Tonyi, ¿Cuantas veces les decimos que no? Deberíamos ponernos un contador de noes y de ordenes que les decimos a las criaturas, solo así nos daríamos cuenta de la cantidad de límites que ponemos, muchos de ellos innecesarios.

      Eliminar
  8. Algunas rabietas se me resisten y no consigo evitar que pasen esa frustración tan dolorosa. Es difícil mirar a tu hijo de 6 años a los ojitos rojos y llorosos, decirle que entiendes que quiera ir a ese buguer, pero que no es el momento. Él lo ha planificado todo: lleva su monedero para invitar a su hermano de 2 años. Despues de cenar jugaran un rato, mientras papa y mama les miramos, y como a nosotros no nos gusta la comida del burguer, pues ya cenamos en casa. Qué bien organizado cielo, pero podriamos hacerlo mañana? Pues no, tiene que ser ahora. Y yo que pensaba que solo habiamos salido a dar un paseito.
    Tenía que haber cedido?
    Un articulo estupendo. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonico tu nene con su monedero dispuesto a invitar a cenar a su hermanito.
      Es cierto Raquel que no podemos evitar todas las frustraciones, pero si podemos empatizar comprender les y acompañarles en su emoción.
      Ceder?... yo después de sopesar los pros y los contras de forma realista , decido.
      Gracias por tu vista y por compartir la experiencia.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Gracias a ti por compartir todo lo que sabes. Enhorabuena por tu blog.

      Eliminar
    3. no puedo creer , cualquiera publica su estado psicológico del clima....frustraciones no, complacencia, muchos asesinos seriales también eran malcriados por sus madres SENTIDO COMUN y FREUD no fue el único q hablo de frustraciones podrías leer Piaget, parte de las pequeñas frustraciones de la infancia permiten los procesos de acomodación y asimilación y nadie murió por eso VENGO DE SATURNO YO, QUE ME PERDI?
      porque soy madre de 3 frustrados que son exelentes personas, alumnos, amigos, seres humanos normales con terrible potencial...ups los frustre taaaaaanto

      Eliminar
    4. Estimada Anónima, las criaturas criadas desde la complacencia y el respeto se convierten en personas libres, empaticas y muy respetuosas con ellas mismas y con los demás, puesto que han aprendido a respetar siendo respetadas, te lo dice mi experiencia.
      Me permito recomendarte alguna lectura como a Casilda Rodrigañez, Reich, Neill, entre otros.
      Sobre todo te pido respeto en tus comentarios.
      Gracias por la visita

      Eliminar
  9. Me interesó mucho el tema, pero no se bien llevarlo a la práctica, mi hika tiene 3 años, se frustra rapido, cuando esta con otros niños, en juegos cumpleaños, llora si algo le da miedo, y llora si no puede lograe haceralgo, es muy sensible, yo le hablo y explico despacio luego se calma

    ResponderEliminar