miércoles, 27 de noviembre de 2013

¡Con la comida , se juega!

¡Con la comida, se juega!
Cuántas veces hemos oído la famosa cantinela “con la comida no se juega”
Cuando el bebé comienza a comer se encuentra ante una gran cantidad de colores, texturas, temperaturas, en definitiva un mundo de sensaciones nuevas.
Todos los bebés desean experimentar con la comida, meter las manos en el plato, manosear, tocar, embadurnarse, aplastar, jugar, su gran curiosidad y la necesidad de experimentar le incitan a ello, permitírselo es el comienzo de una alimentación sana.
La comida no solo es alimento, es una experiencia sensorial y afectiva de ahí la importancia de hacer de la comida un momento relajado y feliz.
Debemos tener en cuenta que de las primeras sensaciones emocionales de el  bebé con la comida dependen sus hábitos alimenticios. Es decir, si el niño realciona la hora de comer con nervios, enfados o se le fuerza y obliga, esa experiencia va a quedar grabada en el y siempre va a relacionar la comida con estres, lo que puede tener en el futuro consecuencias tan graves como anorexia o bulimia.
Sólo si disfrutan de la experiencia de la comida podrán sentir el placer de comer.
Por eso nunca deberíamos obligar a un niño a comer, ni utilizar la comida como premio o castigo.
Y las patatas fritas saben mucho mejor si las comes con las manos. O no?


11 comentarios:

  1. Qué razón tienes.
    Esta misma reflexión se puede hacer con la frase "no te manches", no? Cómo no se van a manchar si necesitan experimentar para aprender, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Rinconcito de Mamy ;) totalmente de acuerdo contigo, pedir a una criatura que no se manche, es pedir demasiado, muchas veces ese es el problema, los padres y las madres tenemos expectativas demasiado altas e imposibles de cumplir para los peques.
      Gracias por comentar, a veces siento que tengo monologos conmigo misma y tus comentarios me ayudan a saber que no es así.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Desde que conocí tu blog, leo todos tus posts, lo que pasa que no siempre saco tiempo para comentar. Así que, por lo menos, escribes para una persona, jajaja
      A mi me pasa exactamente igual con mi blog y mi página, a veces creo que escribo para mí, pero bueno, lo uso también como diario personal que me ayuda reflexionar.

      Eliminar
    3. Yo.también los leo toooodos y me encantan!!! Gracias!

      Eliminar
    4. Que alegría saber que hay personas al otro lado de la pantalla, Gracias por estar.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Al hilo de esta entrada, de lo esperamos que hagan nuestros hijos y lo que pensamos que deberían saber, escribí hace un tiempo una entrada en mi blog en la que reflexionaba sobre lo que realmente tienen que saber nuestros hijos a determinada edad, te la comparto.
    http://elrinconcitodemamy.blogspot.com.es/2013/10/sabes-que-debe-saber-tu-peque-su-edad.html
    Espero que te guste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vengo de dar una vueltecita por tu blog, es precioso y la entrada genial.
      Gracias por compartirla
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Me encanta el post!! Tengo miles de fotos de mi niño comiendo feliz, con las manos, por el pelo, los ojos :)
    Realmente disfruta y solo tiene 10 meses.
    Todo lo prueba, lo toca, lo mira, huele...me encanta como disfrutan con cada cosa que hacen :)

    ResponderEliminar
  4. Nooo, no hablan solas!!! Muchas las leemos, pero es verdad, hay que comunicar mas. A veces pienso que solo los expertos pueden hablar!!! Ya se que estoy muuuuy equivocada! Por mi parte puedo decir que mi hija siempre ha disfrutado con comer (de hecho es buena comedora) pero la clave ya sido esa, nunca forzarla ni empeñarse a que coma ciertas cosas que ella no quiere. Y como todo, pasa por etapas.... Lo que no le gusta hoy, le gusta mañana. Mas que obligarlos, guiarlos.... Y tranquilizarnos que de hambre no se van a morir!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Andrea, es un placer saber que estas, con vuestros comentarios nos nutrimos y aprendemos todas y todos, que al final se trata de eso de compartir experiencias.
      Mi hija pasa por lo mismo, le gustan algunas comidas y de repente ya no le gustan y al revés. Estuvo dos años sin probar la fruta y ahora le encanta, de repente odia las lentejas !!! Como tu dices ninguna criatura con alimentos a su alcance se muere de hambre.
      Un abrazo

      Eliminar