jueves, 19 de septiembre de 2013

LA POLÍTICA DEL MIEDO EN LA ESCUELA

El segundo día de escuela, mi hija me cuenta que han castigado a un niño, y al día siguiente a otro, y a los dos días a tres.
El motivo de los castigos es que los niños hablan o alborotan en clase y el castigo y es que les restan tiempo de juego en el recreo.

En una reunión con la maestra, le pregunto por la cuestión de los castigos, y ella me contesta riendo, que eso en su clase "¡es el pan nuestro de cada día¡". 
En realidad no me sorprende que una profesora que está encerrada en una clase con mas de 20 niños y niñas en un aula minúscula no disponga de más recursos que el castigo. El mismo método coactivo que se utilizaba hace 100, 50 y 30 años.


  Foto en aula de 1º primaria, donde el castigo es sentarse frente a la pared  entre dos armarios mirando al enemigo del héroe de la clase...

Ahora pensemos en los niños castigados, esos niños que llevan mas de dos horas encerrados contra su voluntad en un aula, tratando de atender/aprender algo que seguramente esté muy lejos de su centro de interés. Parece que los niños necesitaban actuar como lo que son, niños, y moverse, hablar con sus compañeros, pero en lugar de empatizar y comprender las necesidades infantiles y ofrecer la oportunidad de salir a jugar un rato para quemar la energía que su cuerpo le dicta, la maestra hace justo lo contrario, ¡lo castiga a no jugar en el recreo!, obligándoles a estar más tiempo quietos y callados. 
¿Benefició en algo a los niños este castigo? ¿Quizás no estarían más tranquilos durante las siguientes clases si hubieran podido desfogarse en el recreo? ¿Qué sienten los niños ante el castigo? Rabia, frustración, miedo,... 
¿Pensáis que estos sentimientos van a propiciar que mejore su comportamiento?
En mi opinión el castigo sólo sirvió para aumentar la inquietud del niño y para desahogar la mala leche de la maestra.

Además como daños colaterales, el castigo afecta a todo el grupo, que desde los primeros días de clase ya saben a que atenerse, porque como dice la maestra el castigo en su clase "es el pan nuestro de cada día". Así funciona mi clase, con la política del miedo.

17 comentarios:

  1. Uuuff....con las pocas ganas que tengo de que mi hijo empiece el cole el año que viene leo estas cosas y me entra el pánico. Habrá que luchar desde dentro, los cambios llegan aunque no tan rápido como los necesitamos. Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los ánimos, no se que edad tendrá tu hijo pero hasta los seis años no es obligatoria la escolarización, también hay escuelas alternativas bastante mas respetuosas con los niños y las niñas o la opción de educar en casa. Cambiar el sistema desde dentro es difícil, pero por intentarlo que no sea.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo, aunque como bien has dicho, qué puede hacer una maestra a la que no le dan mas opción que la de estar en una aula minúscula con 30 niños que hablan, gritan, juegan con sus compañeros, se levantan y demás? Está claro que el problema es el sistema educativo que tenemos hoy en día, y ya que está lejos de cambiar por el momento, quizás estaría bien aportar alguna propuesta o solución para no tener que aplicar la política del miedo en la escuela, en vez de simplemente poner en relieve lo mal que nos parece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me ocurren un montón de soluciones pero la más evidente: DEJAR QUE LOS NIÑOS Y NIÑAS DIRIJAN EL CURSO Y ASESOREN A LOS PROFESORES Y PROFESORAS!

      Eliminar
    2. Resonante Sónica Urbana, plás , plás, plás, (gran aplauso) los niños y las niñas son siempre nuestros mejores maestros, ojalá todos y todas les escucháramos más y mejor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Gracias por tu respuesta, está claro que el enfado hacia el sistema es mayúsculo, y hacia alguno de los muchos profesores que he conocido en sus aulas también. Dejar a una niña feliz y librepensadora en manos de un sistema que en principio tiene como sistema la disciplina a base de "si no haces lo que se tiene que hacer, hay consecuencias". Soluciones puedo proponer muchas para cambiar el sistema educativo (hay decenas de centros democráticos funcionando en España),ý para adecentar el día a día en un aula de escuela pública convencional también. Procedo: - Liberar los espacios de mesas y sillas,(que puedan ser movibles según necesidad) cambiándolos por alfombras de manera que la libertad de movimiento y de comunicación sea más natural. Si esto no se puede, se pueden sentar los niños en grupos (en vez de a uno o de a dos), facilitando la comunicación y el trabajo en equipo. - Eliminación de libros de textos, creando ellos su propio temario según sus intereses del momento, acompañados y/o guiados por su profesor/a. - Ampliación (y casi libre disposición) de los tiempos de patio y de recreo. (Se aprende mucho mucho mas desde el juego que desde actividades dirigidas). Podría seguir aportando ideas (que no son mías, son experiencias de centros y de profesores que funcionan así en su día a día, funcionando muy bien desde hace años en España y en el extranjero), pero sobre todo lo que cambiaría sin lugar a dudas es la manera y forma de relacionarse con los niños y niñas, una relación horizontal basada en el respeto, libre de autoritarismo y libre de castigo, de disciplina y de deberes. No es una utopía es simplemente saber que queremos de nuestros niños. ¿Que sean seres automátas que obedezcan para que sean productivos, o que sean niños felices, librepensadores y críticos? PAra mi no hay duda. Gracias también por la idea, en breve un post sobre propuestas para mejorar la situación de los niños y las niñas en la escuela. un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Excelente post y respuesta a anónimo.

    Me pasa como a sientemecrianza. Mi hija tiene 2 años, cada año que pasa me cuesta más conseguir que no vaya a la guardería, aún peligra este año, aunque confio en que lo evite definitivamente. Pero el año que viene tendrá 3, ya sé que no es obligatorio, pero empezará el cole y también me preocupa mucho. Me niego rotundamente a que asista a una clase de ese tipo, ¿ese es el funcionamiento normal en la escuela pública o es un caso aislado?.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar y por dar tu opinión.

      Es difícil generalizar, pero piensa que es una cadena, el profesor está bajo las normas del equipo directivo, éste bajo la inspección, éste bajo la comunidad autónoma, y éste a su vez del ministerio de educación y la ley del momento...
      Abajo del todo está el profesor, que tiene que cumplir un temario y aunque tenga libertad de cátedra lo tiene que cumplir. Así que a priori, a no ser que sea un centro escolar que tenga un proyecto educativo un poco más innovador, lo único que queda es que el profesor o profesora que le toque sea una persona que tenga vocación por su trabajo y trate a los niños como lo que son, niños. Que se relacione con ellos de forma amorosa y evite la competitividad a la que invita el sistema.

      Esperamos haber sido de ayuda, ya nos cuentas tu experiencia

      Eliminar
    2. Una cosa, yo soy maestra pero en estos momentos solo doy extraescolares de ingles a niños, en algunas escuelas en las que he estado había un rinconcito que ponía ''rincón de pensar'', con lo cual me parece que muchas de ellas se rigen por eso. Se que es porque hay maestros que así lo sienten y les parece que es efectivo ese método, pero hay otros que lo hacen porque, como tu dices, son unos mandados. Pero de todos modos, yo si trabajase en un aula en el que hubiese ese rincón de pensar, nadie sabe ni tiene por que saber que método aplico yo no? es decir, puede estar ese rincón o cartelito pero yo luego hacer lo que vea que es mas conveniente....como hacer reuniones y solucionar entre todos el problema, empatizar entre todos sobre un problema etc.

      Eliminar
  5. En Infantil puedes encontrar muy buenos equipos educativos, es como si se sintiesen mas libres para trabajar por proyectos, usar asambleas y rincones e intruducir el medio y la experimentación en el aula, pero cuando llega primaria te aseguro, sin miedo a equivocarme, que los destrozos en la autoestima, la motivación, la creatividad y las relaciones interpersonales son horrorosas. Te puede tocar un buen profesor pero aún asi tienen que cumplir objetivos dictados desde el ministerio y los niños deben caminar al unisono para alcanzarlos como sea. Aplastan la curiosidad innata de los niños con un monton de libros y sus respectivas fichas diseñadas por editoriales que ni conocen a los grupos ni el entorno donde viven, ni sus intereses; con un apretado y aburrido programa del que no pueden (o no quieren salirse) y os lo voy a enseñar de una forma muy gráfica:
    http://salirsedelafila.wordpress.com/2008/12/18/juego-de-diferencias/
    Si podeis permitioslo no lleveis a vuestro niño o niña a la escuela, buscar un buen espacio alternativo donde le respeten y le dejen desarrollarse, descubrir el mundo y aprender con entusiasmo. Cada vez hay mas, en Valencia tenemos por ejemplo
    Tierra de Niños
    https://www.facebook.com/escuelalibretierra
    http://escuelalibretierra.wordpress.com/
    Els Donyets
    https://www.facebook.com/donyets.espaideducaciolliure
    Y alguna más

    ResponderEliminar
  6. gracias txoni3

    muy gráfico lo de las mesas, yo he visitado decenas y decenas de aulas y corroboro que hay una relación directa en la relación profe-niños según la distribución de las mesas en el aula.
    Por otro lado apostillo lo que comentas de las escuelas libres, donyets es genial y tierra de niños que no la conozco personalmente, pero se que va en la misma línea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los colegios públicos tienen deficiencias, los hospitales públicos también, pero el que aquí escribe, y vosotros que leéis habéis estudiado en un colegio público no ??. Seguramente tendréis estudios superiores (quiero suponer). Con esto quiero decir que claro que hay deficiencias en lo público, pero es que no sé si os habéis planteado que la enseñanza libre por muy bien que esté planteada, hoy en día tiene más deficiencias que la enseñanza pública. No los voy a empezar a enumerar, pero principalmente el escollo principal es que no tiene apoyo ministerial ni por la comunidad educativa. En fin que un niño en una escuela de enseñanza libre tendrá que adecuarse (con un curso puente) que no es mñas que un puro trámite. En Finlandia y en otros países nórdicos cuenta con este apoyo y allí si funciona la cosa. Pero en España hoy en día están desapareciendo las escuelas 'libres' que han ido apareciendo estos últimos años. Una cosa quiero dejar clara: yo comulgo con la enseñanza libre, he de decir que mi hijo fue durante dos años a una escuela libre en sus años iníciales. Pero ya está en un colegio público. Creo que la enseñanza libre es ideal para los años iníciales del niño. Pero luego.... luego hay que saber escribir, saber contar, saber las tablas de multiplicar, etc. He visto niños que han seguido con la escuela libre, y si, las deficiencias con respecto a otros niños que han estudiado en colegios públicos son palpables. Estos niños tienen un desparpajo superior, se saben comunicar mejor que los otros niños, pero..... A la hora de escribir.... a la hora de contar....

      Hoy en día la cosa está así: Enseñanza libre SI, pero con mucho ojo.

      Hoy en España la enseñanza libre está muy por debajo de la calidad que a un Padre le gustaría, y si es cierto que la enseñanza pública tiene otros problemas hoy por hoy es la mejor solución, y lo digo por propia experiencia personal. Hay padres que experimentan con sus retoños con esto de la escuela libre y al final el que lo sufre más tarde o más temprano son los niños.

      Otra cosa y sin acritud, usad por lo menos el corrector ortográfico del Word o similar, al postear en un Blog. Hablar de la educación de nuestro hijos y cometed faltas en la escritura al mismo tiempo es un poco incongruente.

      Os dejo un enlace para que le echeis un vistazo.
      http://www.yoestudieenlapublica.org/

      Eliminar
    2. Estimado "anónimo", muchas gracias por tu respuesta, la hemos leído con interés. Los comentarios críticos constructivos nos encantan, nos hacen crecer como personas y como colectivo.

      Nos disculpamos por las faltas, a nosotros nos preocupa escribir correctamente, ponemos celo en ello. Hemos estado repasando esta entrada, y no las hay, en otras es cierto que si las hay, pero es mas fruto de escribir rápido que de otra cosa, que no quita las disculpas hacia las personas que nos leen. Por otro lado no necesitamos el corrector de word, nos inclinamos más por nuestro instinto ortográfico que por el del office, aunque aún así siempre se nos escapará algo.

      La escuela pública la apoyamos firmemente, pero no tal y como están planteadas a día de hoy, que son iguales que las de principio de siglo pasado, cuyo objetivo era crear mano de obra para las fábricas. La escuela pública de hoy la eliminaría del mapa, construiría espacios libres de hormigón y barracones (esto se lleva mucho en la comunidad valenciana), y trataría que la forma relacional de los profesores fuera más horizontal. Espacios donde al niño se le respete ser niño, que crezca feliz, y que aprenda a su ritmo.

      Por otro lado las llamadas escuelas libres en España, y escuelas demócraticas en el resto del mundo, son espacios de libertad para el niño, esto no significa que los niños puedan hacer lo que quieran, significa que pueden aprender a su ritmo, que se confía en su curiosidad innata de aprender y que lo hacen en rincones apropiados para ellos. En España hay muchas escuelas libres, algunas con mas de 30 años de vida, donde los niños salen muy preparados para la vida. Preparados quiere decir: librepensadores, críticos con los que les rodea, y felices, sobre todo felices que es lo que queremos para nuestros pequeños. Estas escuelas acompañan a los niños a lo largo de toda la infancia y adolescencia y aquellos que quieren cursar una carrera pueden hacerlo, y lo consiguen sin apenas diferencia con el resto de niños que han ido a una escuela convencional. Es cierto que en otros países tienen mayor apoyo, entonces lo que deberíamos hacer es tratar de conseguir este apoyo para las que existen y que están naciendo en nuestro país.

      Muchas gracias nuevamente

      Eliminar
  7. No se de donde saca este señor que las escuelas libres/activas están desapareciendo... muy al contrario, cada año van sumándose más, afortunadamente. No al alcance de cualquiera -y me refiero a las distancias- pero sí que las hay. Hay poblaciones, como Ripollet en Barcelona, donde cuentan con dos escuelas públicas respetuosas, no tienen nada que ver la una con la otra pero tampoco con la tradicional; La Martinet trabaja por ambientes y Els Pinetons por proyectos, esta última, a pesar de ser una escuela grande de tres líneas, funciona sin libros, los proyectos se escogen teniendo en cuenta a l@s niñ@s, se hace psicomotricidad en el ciclo inicial, arte, teatro, música... poder se puede... hace falta querer y realmente tener un proyecto. Lo único que tengo claro es que la escuela tradicional, que ya está en funcionamiento como tal, no cambiará. Hace falta ir creando nuevas y para eso se necesitan padres concienciados, padres que eduquen con respeto y dejen de llevar a sus hijos a estas j-aulas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel Gomez, gracias por tu comentario, muchas veces algunas familias que tratamos de educar en el respeto, nos vemos obligados a llevar a nuestros hij@s a escuelas para nada respetuosas, ya sea por motivos económicos o de distancia. Lo peor es que la escolarización, estando como está, sea una obligación, en lugar de un derecho.

      Eliminar
  8. Aquí, en Barcelona, hay un par de escuelas públicas de infantil y primaria que funcionan como escuelas de educación viva y cumpliendo el currículo oficial. Se puede hacer. Son: escola Congrés-Indians y escola dels Encants. Desgraciadamente no nos tocan por zona y yo tampoco sé qué haremos el año que viene. No nos podemos permitir un centro privado. Os dejo las web's, aunque están en catalán os podéis hacer una idea del projecto que realizan.
    http://escolacongresindians.com/
    http://www.escoladelsencants.cat/ceip/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartir la información, también nosotros pensamos que SI SE PUEDE, pero es necesario un cambio de conciencia.
      Un abrazo y mucha suerte

      Eliminar