martes, 13 de mayo de 2014

¿Por qué tenemos tanto miedo al placer infantil?


Los bebés maman demasiado, quieren demasiado contacto físico, los niños y las niñas se tocan demasiado, se ensucian demasiado, demasiado…
¿Demasiado para quien?

¿Por qué tenemos tanto miedo al placer infantil?

Somos seres sexuados desde que nacemos.
El vínculo con nuestra madre se establece piel con piel, el bebé y la mamá buscan de forma natural e instintiva ese contacto físico continuo, se huelen, se acarician, se besan.

La lactancia es la primera expresión de sexualidad humana, las madres sentimos placer al dar de mamar, el bebé disfruta del orgasmo oral si la tetada es placentera…
Los bebés no solo maman por hambre o por sed, también por placer.

El mundo interno del bebé se forma a partir de las experiencias de contacto y placer con la madre, si lo que ha incorporado es placentero, el bebé va a vincularse profundamente con ella, desarrollando un apego seguro y confianza.

Las sensaciones placenteras del bebé durante el primer año de vida  organizan la base afectiva de una persona, y se desarrollan los registros primordiales de confianza básica en el otro y en la propia especie.


El vínculo primario se establece desde el placer y para que esto pueda darse se necesitan disponibilidad y tiempo, por eso es tan necesario trabajar a nivel social para la protección y el reconocimiento de la importancia de la función materna y familiar.

Fuente: Lactancia y vínculo. Yolanda Gonzalez


2 comentarios:

  1. Qué cierto. Cada noche, cuando duermo a mi peque (18 meses) nos ronroneamos, olemos, besamos...justo anoche pensaba en cuanto de "sexual" hay en esto, no en el sentido que nos viene a la mente al leer la palabra "sexual", claro. Hay un gran tabú al respecto, pero cómo madre he descubierto una parte de mi sexualidad femenina que desconocía, una que nada tiene que ver con la que disfruto con mi pareja. Esto es difícil de explicar a alguien que no lo haya sentido y supongo que debe ser muy difícil de entender, pero es algo precioso y único, y muy sano. Me ha gustado mucho esta entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartir tu experiencia, es cierto que a veces es difícil de explicar la sexualidad infantil desde nuestra visión adulta de sexualidad genital. Disfruta a tope de ello¡¡

      Eliminar