lunes, 13 de enero de 2014

¿Porque la escuela no cambia?



Ayer mi hija de ocho años estaba haciendo los deberes cuando me dice:
-Mamá cuantas tonterías nos hacen responder, que no somos tontos¡¡

Es la reflexión de una niña de ocho años,  trasmite lo que muchos, demasiados niños y niñas piensan sobre la escuela, demasiadas criaturas se aburren en la escuela.

 
Los niños y las niñas saben que están siendo educados en el pasado.

Los niños y las niñas saben que la memorización es un hachazo a su inteligencia.

Los niños y las niñas saben que aprender no es lo mismo que estudiar.

Yo escucho a mi hija, la comprendo, acompaño esa frustración…entiendo su insatisfacción, se que quiere aprender  pero que los métodos que se están utilizando están obsoletos, no le sirven. 

Pero poco puedo hacer para ayudarla porque no creo que la escuela pueda ser cambiada o simplemente mejorada, porque no se trata de cambiarmetodologías, exámenes, notas, masificación, se trata de que la escuela es un reflejo de lo que somos como individuos.

Al final la educación que ofrecemos a nuestros hijos e hijas es lo que somos cada uno de nosotros si estamos enquilosados, apáticos, si  somos conformistas, consumistas, la escuela también lo es y así continuamos en una interminable cadena de trasmisión intergeneracional de valores caducos.

Si fuéramos personas libres y creadoras, la escuela también lo seria.

Pasa que algunos abanderamos un cambio en  educación sin pensar que se trata de un cambio mucho más profundo, de un cambio a nivel personal, individual, que se trata de desaprender lo aprendido.

Solo podríamos cambiar las cosas si cada uno de nosotros (padres, madres y profesores) realizáramos un cambio personal y desescolarizaramos nuestras mentes.

La escuela es lo que somos cada uno de nosotros.
 
Los niños del futuro tienen toda la información a golpe de clic, ya no necesitan un profesor que les enseñe materias, necesitan un guía que les acompañe en su desarrollo, que  les ayude a conocerse mejor, a saber quiénes son y cuáles son sus pasiones. 

Ellos son niños y niñas del futuro y saben que la escuela no les sirve para nada, que ya no les va a garantizar un futuro ,puesto que el futuro nadie sabe cómo será, solo sabemos que necesitaran la creatividad suficiente para construir por ellos mismos un futuro mejor.

4 comentarios:

  1. Hay escuelas que molan mogollón, con otra perspectiva de todo, con otra metodología, donde los niños aprenden a su aire, libremente, pero claro...ese tipo de educación es caro y no está al alcance de todos. Pero voy más allá. Realmente a este sistema le interesa que la sociedad tenga cultura y sea libre pensadora? o por el contrario es mejor generar ejércitos de borregos que sepan decir "si señor". No interesa. Espero poderme permitir dentro de unos años la educación que sueño para mi hija. Un beso! Jessica-Express

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir tu reflexión, estoy de acuerdo contigo, pero que triste que solo tengamos acceso a una edación mejor si la podemos pagar No? Lo ideal sería que fuera para todos.

      Eliminar
  2. Hola, por aquí estoy de nuevo, una vez más quisiera compartir algún matiz que seguro que tú también has considerado, aunque tal vez no desde mi misma perspectiva. Ahí va lo que yo pienso:
    Creo que ejercitar la memoria es bueno, la memoria es parte de nuestra inteligencia, de nuestra capacidad de resolver problemas. No digo que tenga que ser la única habilidad que se desarrolle, pero no debe desdeñarse la capacidad que proporciona una memoria bien ejercitada. Y también creo en la importancia de un buen profesor. Como bien dices, ahora toda la información está ahí, a golpe de click... Precisamente ahora se hace más necesaria una figura que ayude a quienes están descubriendo el mundo a "desbrozar", a acercarse con aprovechamiento a toda esa información a la que tienen acceso, a no deglutirla hecha un revoltijo en el que no se puede distinguir nada... Desde luego, el papel del profesor y del maestro cambia, ya no son los únicos que tienen la información, la información está "ahí fuera" más accesible que nunca. Por eso ahora no deben limitarse a transmitir información, deben hacer algo diferente: enseñar a descubrirla, estimular la curiosidad, enseñar lo que es conocimiento y lo que es mera distracción, incluso enseñar que ciertas distracciones atrofian nuestras capacidades.
    He trabajado como profesora de inglés, me gusta mucho enseñar, me gusta enseñar un idioma que es una llave para acceder a un montón de conocimiento y trato de transmitir esto a mis alumnos. Al mismo tiempo, hay momentos en el aprendizaje de una lengua extranjera en que no queda otra que memorizar. Los chicos tienen que saber cómo son las formas del pasado de los verbos irregulares, y ya que no están inmersos en una cultura angloparlante, no les queda otra que ejercitar su memoria para ello. Y ya he argumentado que a mí no me parece mal que en el aprendizaje de cualquier disciplina se apele a la memoria, la memoria es una facultad muy interesante si la sabemos usar. También quisiera apuntar que el aprendizaje de cualquier área del conocimiento requiere un esfuerzo. Exactamente igual que el aprendizaje de una destreza física. Si nadie cuestiona que para aprender a andar en bicicleta probablemente haya que exponerse a darse algún batacazo y sufrir el daño de una rodilla magullada, si los chiquillos entienden que para jugar bien al fútbol o para correr más rápido hacen falta horas de entrenamiento y sudor, no entiendo por qué algunos alumnos esperan aprender inglés (u otra materia) "sin esfuerzo" y divirtiéndose como locos todo el rato. Por supuesto que un profesor debe tratar de hacer amena su asignatura, pero no hay que engañarse: aprender, a veces, "cuesta"... Pero merece mucho la pena. Hacer énfasis en que, algunas veces, hace falta recorrer un camino arduo para llegar al premio gordo que espera al final no me parece mala cosa. Me parece peor acostumbrarse a que todo nos tiene que reportar inmediatamente satisfacciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mina, nuevamente gracias por ayudarnos a reflexionar , por generar un debate tan sano y compartir con nosotros tu experiencia. Completamente de acuerdo contigo en que el papel del maestro cambia y se dirige a ayudarles a "desbrozar" (me encanta el concepto) la información.
      Supungo que cuando hablas de la importancia de la memorización te estas refiriendo a cuando digo "la memorización es un hachazo a la inteligencia" a veces es difícil expresar en un post lo que realmente quiero decir. No prentendo despreciar la importancia de ejercitar las memoria, a lo que me quiero referir es a la memorización como metodología de aprendizaje habitual, en lugar de la investigación, la exploración, el que las criaturas encuentren las respuestas y lleguen a conclusiones...
      Lo que pretendo resaltar con el articulo es la necesidad de un cambio a nivel individual, de un crecimiento personal, con respecto a los adultos, familias y profesores que nos relacionamos con las criaturas.
      Es cierto que a veces llegar a cumplir objetivo es duro y requiere de un esfuerzo.
      Pero cuando estudias, investigas o aprendes alguna cosa y esa necesidad de aprenderlo nace desde tu interior, siento que el aprendizaje se convierte en un placer y que tanto niñ@s como adultos cuando algo nos apasiona somos capaces de estar horas y horas trabajando sobre ello, sin sentir que en realidad estamos haciendo un esfuerzo.
      Creo se trata de encontrar lo que a cada persona nos apasiona hacer, entonces no hay distinción entre trabajo y placer.
      Un abrazo

      Eliminar